No usar fracking devaluaría reservas.

Si nuestro país decide no utilizar la técnica de fracturación hidráulica o “fracking” para la extracción de recursos no convencionales, provocaría que se pierdan la mitad de las reservas de petróleo y gas que tiene México.

Además de profundizar la dependencia energética que tiene México con los Estados Unidos, ya que se dependería en su totalidad de las importaciones de gas natural proveniente de ese país.

De acuerdo a Ramsés Pech, las reservas del país pasarían de 3P a 2P, con u 50% de posibilidades de extraerse, lo que implicaría cancelación de créditos y proyectos donde la recuperación comercial no está garantizada.

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho públicamente que durante su gobierno no se utilizará el fracking para extraer los recursos no convencionales con los que cuenta el país.

Fluvio Ruíz Alarcón, asesor de Andrés Manuel López Obrador aseguró que en los primeros años de la administración del nuevo gobierno no se utilizará la fracturación hidráulica (fracking) para explotar los yacimientos de no convencionales en el país, debido a que es necesario empatar las preocupaciones ambientales y sociales con las de largo plazo para el país.

Ramsés Pech y otros expertos debatirán sobre los retos que enfrenta la producción de gas natural en México tras la llegada del nuevo gobierno.

Fuente. Oil & Gas Magazine